Corbeta Acorazada

Corbeta Acorazada

El resultado dado por las fragatas blindadas, animó al Gobierno provisional emanado de la Revolución de 1868 a construir tres corbetas blindadas, con casco de madera, para destinarlas a las provincias de ultramar. Se quería un buque rápido, aceptablemente blindado, susceptible de enfrentarse a los navíos de madera de la época en condiciones ventajosas. En 1869 se pusieron en quilla las tres corbetas de la serie Aragón. que eran el propio Aragón, la Castilla y la Navarra. Sin embargo, los acontecimientos de ese periodo demoraron su construcción que fue retomada después de la restauración de la monarquía. El entonces Ministro de Marina, Almirante Antequera, ordenó en 1877 la trasformación de las corbetas blindadas en cruceros no protegidos. Dada la imposibilidad de sustituir su casco de madera por otro de hierro, se acordó únicamente cambiar las máquinas por otras más potentes. El resultado fue uno de los pocos cruceros de casco de madera que sólo servía para las colonias siendo unos buques completamente anticuados cuando se botan. Asombra hoy que se denomine crucero a un buque de semejantes características pero, en ese periodo, se denominaba crucero a cualquier buque que fuera capaz de cruzar el océano por sus propios medios y de atacar el tráfico enemigo sin auxilio de naves más pequeñas. Esta es la razón por la que, durante la Guerra del 98, se diera ese nombre a buques pequeños, de apenas 500 toneladas, que, en la actualidad, serían clasificados como cañoneros.

Castilla 1869-1898

Nación: España

Gemelo: Aragón y Navarra

Construcción: 1869 (La Carraca- San Fernando)

Desplazamiento: 3.342 toneladas sin blindaje; 3.650 toneladas como corbetas blindadas

Eslora: 75 metros

Velocidad: 15 nudos

Armamento: 6 de 160 mm, 2 de 120 mm; 6 de 57 mm de tiro rápido y tres tubos lanzatorpedos de 350 mm.

Tripulación: 360 hombres

 

Botada en 1881, fue destinada a la escuadra de instrucción junto con su gemelo el Navarra. Asistió a la concentración naval de Barcelona en conmemoración de la Exposición Universal de 1888. Luego recorrió varios puertos del Mediterráneo para devolver las visitas realizadas por buques griegos, italianos y austriacos con motivo de la referida Exposición. En 1890 fue enviada al Apostadero de Filipinas para reforzar la escuadra del pacífico. Durante la primera revuelta tagala (1896-1897) colaboró con las fuerzas de la División Lachambre en la reconquista de la provincia de Cavite en la Isla de Luzón. El constante trabajo realizado en dicha revuelta motivó el deterioro de su maquinaria que no pudo ser reparada antes de estallar la Guerra con los EE.UU. Sin apenas movimiento y reforzada con sacos de arena alrededor del casco para aliviar los impactos sobre su casco de madera, se enfrentó valientemente a la superior escuadra estadounidense pereciendo a causa de los incendios y después de ver silenciados casi todas su piezas artilleras.  

http://candamo.iespana.es/candamo/Naval/isabel/corbetas.htm